Preinauguración: La Ciudad a la moda

¡Participaste de un evento que no pasa de moda!

porPC_20190824_EXPERIENCIAS_BA_CIUDAD_A_LA_MODA_IMG_6210


El sábado 24 de agosto un grupo de vecinos asistió en exclusiva a la pre-inauguración de “La Ciudad a la moda”.

A las 11 de la mañana se dieron cita los vecinos y vecinas que resultaron ganadores de esta Experiencia BA en el museo “Casa Fernández Blanco”, en Hipólito Yrigoyen 1420, y conocieron antes que nadie la exposición que reúne lo mejor de la moda a través del tiempo.

Recorriendo la muestra guiados por sus curadores, descubrieron piezas de algunas de las firmas más destacadas de alta costura europea y nacional entre 1870 y 1912. Observaron vestidos, peinetas y ropa de época de fines del siglo XVIII y principios del XX.

La muestra está compuesta por dos instalaciones: 
-Peluca oral: performance en la cual se realizan esculturas blandas para la cabeza y uñas esculpidas o prolongaciones dáctiles, cambiando así el esquema corporal.
-Instalación perchero: instalación con prendas de la época que el público puede probarse. (Quedará disponible hasta el 1 de septiembre aproximadamente)

La muestra abrió al público general el mismo día 24 a las 12 hs.


Mirá todas las fotos


¡Contanos qué te pareció la experiencia!


Más sobre: LA CIUDAD A LA MODA

Buenos Aires como ciudad puerto estuvo siempre pendiente de los cambios de la moda: primero a través de los figurines que llegaban en los barcos, las primeras tiendas como la Maison Dupuis, luego las grandes tiendas importadoras como Gath y Chaves o Harrod’s y por último con pioneras del diseño como Madame Campano.
En “La Ciudad a la moda” se exhiben piezas de algunas de las firmas más destacadas de alta costura europea y nacionales, actuantes entre 1870 y 1912, como Charles F. Worth y sus hijos Gaston-Lucien y Jean-Philippe, John Redfern, Jacques Doucet, Jeanne Lanvin, Hellstern & Sons, Caroline Reboux, Ducerf Scavigni, Grenolers, Isoline, e incluso las afamadas tiendas como Gath & Chavez y Harrods. Trajes, tapados, vestidos, sombreros, guantes, zapatos y hasta una levita de fines del XIX con una nota del sastre en el interior de su forro.
Parte de la exhibición textil se complementa con fotografías y visores estereoscópicos para seguir la evolución de la moda a través de este artilugio técnico que representó la primera 3D, un entretenimiento familiar muy popular en los primeros años del siglo XX.


¡Compartí esta información con tus vecinos y amigos del barrio!

Dejá tu Comentario