Redescubriendo 🔎 la Ciudad: Puente 🌉 de la Mujer

Sumate a conocer ➕ sobre este nuevo clásico de la Ciudad. Monumento icónico de Puerto Madero, que vecinos y vecinas han podido transitar de un modo único a través de Participación Ciudadana.
BANNERSWEB_Puente-de-la-Mujer_820x300


El Puente 🌉 de la Mujer, situado en el barrio más moderno de Buenos Aires, Puerto Madero, se ha convertido no solo en un cruce obligado para turistas o vecinos y vecinas que paseen por allí -que encuentran un lugar ideal para sacar fotos 📷 y disfrutar de la vista- sino también en una postal que identifica al barrio y a la Ciudad entera.

El origen se remonta al empresario argentino Alberto González, partícipe de los emprendimientos del Hotel Hilton y del complejo Madero Este. González dio el puntapié inicial con la idea 💡 y la financiación del proyecto -siempre con la intención de donarlo a la Ciudad-. Fue él quien lo bautizara Puente de la Mujer, como homenaje a su esposa e hijas, por un lado, y, por el otro, en concordancia con el hecho de que las calles de Puerto Madero conmemoran a mujeres luchadoras ♀️ de nuestra historia. Recordemos que, en el barrio, encontramos calles con nombres tan ilustes como los de Juana Manso, Aimé Paine, Alicia Moreau de Justo, Azucena Maizani y Carolina Lorenzini, entre otras.

La otra figura fundamental en la creación del puente es la del  ingeniero, arquitecto y escultor español 🇪🇸, de renombre internacional, Santiago Calatrava. Entre otras brillantes construcciones, Calatrava es autor del Auditorio de Tenerife, el Puente del Alamillo en Sevilla, el Turning Torso de Malmö, en Suecia 🇸🇪, y más recientemente del Oculus, estación del World Trade Center, en New York🗽

Su construcción se inició en 1998 con material proveniente del País Vasco y ensamblado en el lugar. Fue inaugurado el 20 de diciembre de 2001. Un dato no menor, y que llena de orgullo a la Ciudad es que el Puente de la Mujer es la primera, y única hasta el momento, obra suya en Latinoamérica.

Ubicado en el Dique 3, alineado con la Av. de Mayo, se trata de un puente peatonal de 170 m de largo y 6,20 m de ancho, con un peso de 800 toneladas, dividido en tres secciones: dos fijas en ambas márgenes del dique y una móvil que gira sobre un pilón cónico de hormigón blanco y permite en menos de dos minutos el paso de embarcaciones. Esta sección central está sostenida por una aguja de acero con alma de cemento de unos 39 m de altura. La aguja está dispuesta en diagonal y de ella penden, a modo de puente atirantado, los cables que soportan el tramo que gira.

Los vecinos y las vecinas de la Ciudad, a través de una #ExperienciaBA organizada por Participación Ciudadana, pudieron dar un paseo por el barrio y realizaron una visita exclusiva al Puente, acompañados por un guía, asistiendo a la apertura de su sección móvil: una acción que se lleva a cabo todas las semanas para corroborar su correcto funcionamiento, y que pudieron vivir desde el centro mismo de la estructura, siendo esta la primera vez que se permite.

Según Calatrava, la forma del puente sugiere la imagen de una pareja haciendo un paso tradicional de tango 🕺🏽💃🏼

El arquitecto buscó traducir esa imagen en el brazo inclinado que representa la figura del hombre que, a través de los cables, sujeta a la mujer, simbolizada por la pasarela del puente. Veamos o no en el puente una pareja bailando, de lo que no caben dudas es que su figura ya se ha convertido en uno de los nuevos iconos porteños, siempre a la vanguardia del arte y de la arquitectura.

Leé más sobre la Experiencia Puerto Madero:

#CuidarteEsCuidarnos 🧍↔️🧍‍♂️

¡Compartí esta información con tus vecinos y vecinas del barrio!

Dejá tu Comentario